Dragon Wealth

Hojas enteras de té verde de la China, tejidas artesanalmente con flores de amaranto, jazmín, crisantemo y lavanda.

 

Con un licor dorado y brillante en taza, esta roseta se abre con ligeras notas de lavanda que serpentean el profundo bouquet floral, y le dan cuerpo a las hebras tempranas de té verde.

 

En la antigua China, los dragones eran considerados criaturas excepcionalmente ostentosas. Su forma física comúnmente se describía como la suma de características de muchos animales, todos ellos sagrados. Tenían el cuerpo de la serpiente, las escamas del pez, el cuerno del venado, la cara del camello, las garras del águila, las orejas del toro, los pies del tigre y los ojos del demonio.

 

Aprovechando el poder de todos estos animales en conjunto, los dragones podían realizar una ilimitada cantidad de hazañas mágicas. Y cada tipo de dragón tenía su particular especialidad. Pero había uno, el Fucanglong, que vivía en el bajo mundo y custodiaba los tesoros del hombre. Estos tesoros podían ser joyas, oro, secretos de estado, pociones mágicas y todo lo que fuera valioso. Eran tan poderosos, que cuando un volcán erupcionaba se decía que era Fucanglong desde el centro de la tierra informando al cielo el estado de su protección.

 

La leyenda del té cuenta que un artesano de la provincia de Fujian fue visitado por Fucanglong en un sueño. El dragón le pidió que representara sus poderes protectores en un té, y así lo hizo. El artesano entretejió pétalos de 4 flores envueltas en hojas frescas de té verde. Las hebras de té representan las escamas del dragón, mientras que las flores son sus tesoros que se despliegan al infusionar la roseta.

 

Dragon Wealth guarda tesoros de gracia y belleza atemporales; en una danza floral y herbácea que deleita delicadamente nuestros paladares.

 

 

Para preparar esta exótica variedad, coloque 1 roseta en una tetera, preferentemente de vidrio para mayor efecto visual. Vierta agua caliente entre 95ºC y 100ºC; y deje infusionar durante 5 minutos. Esto hará que la Roseta se abra, permitiéndole contemplar el verdadero Arte del Té. Luego, sin retirar la roseta del agua, disfrute su delicado sabor. Si desea otra taza de té, simplemente vierta agua nuevamente y deje infusionar 2 minutos. De cada Roseta pueden prepararse hasta 4 litros de té.