Matcha

Hebras de té verde premium en polvo, oriundas de Japón.

 

Su licor es de un característico color verde esmeralda, y de una suavidad en boca que alterna sabores dulces y astringentes.

 

Matcha ha ganado su fama a lo largo de los siglos por ser la variedad utilizada en la Ceremonia de Té Japonesa. Antiguamente el té era considerado, dentro de dicha cultura, un regalo de los cielos con magníficos poderes que fortalecían tanto el cuerpo como el espíritu. Y no estaban errados, ya que 2 tazas de Matcha preparado contienen 7 veces más antioxidantes que un jugo de naranjas, y 10 veces más polifenoles que otros tés. Esto sucede porque al estar pulverizado ingerimos la totalidad de la hoja con todos sus valores nutricionales, y no sólo su infusión.

 

Sus cualidades saludables han extendido al Matcha por fuera de la tradicional Ceremonia Japonesa; y hoy lo encontramos también en postres, helados y bebidas frías.

 

 

Para su preparación podemos recurrir a la Ceremonia Chanoyu, para la cuál precisaremos utensilios japoneses específicos como bowls y escobilla. O podemos optar por una versión más simple: colocamos media cuchara tamaño té (1gr.) de Matcha en una taza de 220ml. Agregamos medio centímetro de agua caliente a 85°C y batimos vigorosamente hasta obtener una pasta líquida homogénea. Luego completamos la taza con el agua a la misma temperatura, o podemos reemplazarla por leche recién hervida obteniendo un Matcha-latte.