Monk Mystery

Exótico blend realizado con hebras de té negro de Ceilán, vainilla y granadina. De cuerpo medio, en boca resulta dulce y suave con un único sabor celestial.

 

Se cree que esta combinación fue creada por monjes tibetanos, quienes consideraban al té bueno para el alma porque les permitía permanecer despiertos durante largos períodos de meditación.

 

De tierras lejanas y misteriosas, presentamos este antiguo y armonioso blend, para contemplar nuestros pensamientos en cualquier momento del día.

 

 

Temperatura del agua: 95ºC.

Tiempo de infusión: 3 a 4 minutos.